Igual te has encontrado alguna moneda vieja por casa, o has heredado una colección numismática de un familiar, y resulta que no sabes qué hacer con ella. Tampoco tienes mucha idea de numismática o de coleccionismo de monedas, y realmente, no es que te interese mucho. Así que decides que a ver si puedes vender esas monedas antiguas que te han caído del cielo, y quizá puedas pagarte un café o dos con lo que saques. Pero ahora viene la gran pregunta: ¿cómo y dónde vendo esas monedas antiguas?

En este artículo te digo ciertas cosillas a tener en cuenta antes de bucar a alguien a quién vendérselas, los pasos que tienes que tomar, y a dónde puedes ir con esas monedas.

COSAS A TENER EN CUENTA ANTES DE VENDER UNA MONEDA ANTIGUA

Antes de buscar un sitio donde vender tus monedas antiguas, ten en cuenta las siguientes cosillas:

1- Asegúrate de que quieres venderla

Si necesitas el dinero, igual no tienes otro recurso que venderla. Pero si no lo necesitas, quizá la moneda tiene un alto valor sentimental para tí. Y quién sabe, igual en un tiempo te apetece empezar a coleccionar. Así que asegúrate de que realmente quieres deshacerte de ella.

2- Probablemente no te vas a hacer rico vendiéndola

Por algún motivo, la gente se cree que las monedas son tesoros que valen una millonada. Esto no es cierto. Sí que hay alguna moneda que valen mucho dinero, pero son minoría. Lo más probable es que esa moneda que tengas por casa no te de más que para un par de cafés. Rebaja tus expectativas.

Si lo que quieres vender es cualquiera de éstas, haces mejor llevándolas al Banco de España para que te las cambien a euros.

3- Una moneda vale lo que la gente esté dispuesta a pagar por ella

Las monedas no tienen un precio fijo. El valor de una moneda fluctúa en el tiempo de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda. Si una moneda es escasa y mucha gente la quiere, valdrá más. Si una moneda es muy común y casi todos los coleccionistas ya la tienen, apenas valdrá nada.

4- Generalmente hay un precio de compra y uno de venta

Imagínate que quieres vender tu coche. El precio por el que el concesionario de coches de segunda mano va a comprar tu coche no es el mismo por el que ese mismo concesionario se lo va a vender al siguiente propietario. Los empleados tienen que comer y el negocio tiene unos gastos. Lo mismo pasa con las monedas: el precio que un numismático pone a una moneda que vende no es el que te va a pagar a tí, será sensiblemente inferior. Ellos también tienen que comer.

CÓMO VENDER MONEDAS ANTIGUAS

Para vender monedas antiguas, lo primero que necesitas hacer es googlear un poco. Si has llegado hasta aquí desde Google, ya es un buen primer paso. Ahora, hay dos cosas que tienes que hacer:

1- Aprende qué es exactamente lo que tienes

Antes de empezar a preguntar en Facebook cuánto vale la moneda que tienes, haz alguna búsqueda en google y mira qué es exactamente lo que tienes. Si es una moneda de 2 euros rara, puedes mirar en nuestro catálogo de 2 euros conmemorativos. Si es otra moneda, escribe en google el texto que aparece en la moneda y la palabra «moneda». Generalmente, te aparecerá algún resultado que te diga qué tienes exactamente.

Además, fijate en si hay algún detalle que la haga especial. ¿Está mal acuñada? ¿Hay algo diferente en tu moneda en comparación a las fotos que ves por Internet? Es muy raro que ésto suceda, y no es garantía de nada, pero a veces puede que te pagen un poquito más por la moneda cuando ésta tiene algún tipo de error o diferencia.

Por último, mira si la moneda está hecha de algún metal precioso (plata, oro, paladio) o no. Seamos sinceros, me extrañaría mucho que tuvieras tirada por casa una moneda de oro sin saberlo, pero cosas veredes, amigo Sancho. Si éste es tu caso, ni se te ocurra llevarla al compro oro de la esquina. Te la van a comprar muy por debajo de su valor, y vas a privar al mundo de una pieza en la que seguro que hay alguien interesado.

Por regla general, cualquier moneda que haya circulado -como estas 25 pesetas de 1975 con estrella del 76- y sea posterior a 1960 no vale nada. Hay alguna excepción, pero son muy muy raras.

2- Asegúrate de que lo que tienes es vendible

No todas las monedas son vendibles. Una moneda de euro que claramente ha sido usada no es vendible. Una moneda de peseta de Juan Carlos I como marcas de uso no es vendible. La moneda esa con la cara de Isabel II que te han dado en el cambio en tu último viaje a Londres. Ya pillas la idea.

En cuanto sepas lo que tienes, haz una búsqueda de la moneda en ebay, en todocolección, y en el archivo de una web especializada llamada Sixbid. Pero no vayas a las monedas que están ahora en venta, vete al histórico de precios, en las subastas finalizadas. Eso te va a dar una idea de si es una moneda de la que hay demanda y en cuanto puede estar el precio de venta. Pero recuerda que el precio de venta no es el precio al que te lo van a comprar a tí.

DÓNDE VENDER MONEDAS ANTIGUAS

Una vez que tienes claro qué es lo que tienes y que quieres venderlo, es momento de buscar un sitio que te lo compre. Éstas son mis recomendaciones en orden de preferencia:

1- Llévasela a un numismático en tu ciudad

La mayoría de las ciudades españolas y mundiales tienen al menos una tienda a la que puedes llevar tus monedas para que las miren y te digan algo. Por ejemplo, aquí tienes las tiendas de monedas en Coruña. Generalmente ésta es la opción más sencilla. Pero ojo, no pierdas el tiempo, ni se lo hagas perder al numismático, llevándola una moneda que se vende a 20 céntimos en tiendas.

Numismática Felipe VI en A Coruña
Numismática en A Coruña.

2- Véndela por internet

Si tienes una cuenta en ebay o en todocoleccion, puedes probar a venderla ahí. Sin embargo, si tu cuenta no es antigua y con cierta reputación, va a ser difícil que consigas venderla. También existen grupos de facebook en donde genete pone sus monedas antiguas a la venta o para intercambio. Pero ten mucho cuidado y aplica el sentido común al tratar con la gente, especialmente porque, muy probablemente, éste será un mundo nuevo para tí.

Eso sí, evita páginas como wallapop y milanuncios. Los coleccionistas solemos hacerlo, porque en numismática no hay nadie serio que venda ahí.

3- Contacta con nosotros

Aquí en ColeMone a veces compramos monedas antiguas. No somos una tienda, somos coleccionistas, así que ni compramos ni estamos interesados en cualquier cosa. Sea como sea, puedes ir al formulario de contacto y contarnos lo que tienes. Si nos parece interesante, te contestamos en menos de 48 horas. Si no nos interesa, dado el número de correos que recibimos, ya no contestamos. Eso sí, asegúrate de escribir una descripción lo más clara y detallada posible de la moneda.

Y ésto es, básicamente, todo lo que necesitas saber para vender monedas antiguas. Si tienes alguna duda o pregunta, siempre puedes escribir un comentario en la caja de abajo, y aquí estamos para contestarla.

Foto de Portada: ColeMone, a partir de Claudio Schwarz | @purzlbaum en Unsplash y Christian Dubovan en Unsplash
Últimas pesetas: Commons/Serg!o
25 pesetas 1975 *76: WikimediaImages en Pixabay
Numismática Felipe VI: ColeMone/Sergio Muíño

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí