Las cecas de Alemania son A, D, F, G y J. ¿Y el resto de letras?

Compártelo

Si te fijas en cualquier moneda de euro alemana, además de la «D» que indica que viene de Deutschland, hay otra letra más: A, D, F, G y J. Es la marca de las cecas de Alemania. Pero esa selección de esas letras parece un poco aleatoria, ¿no? ¿Por qué no hay C, o E? Hoy vemos de dónde salen esas letras, cómo cada ceca alemana obtuvo la suya, y qué pasa con las que se saltaron.

Alemania - 2 Euros Conmemorativos 2007 - Mecklenburg Vorpommern - Marca de Ceca
2 euros conmemorativos de Alemania 2007 con la marca de ceca «F», de Stuttgart.

Las cecas de Alemania que siguen existiendo

Hoy en día, Alemania tiene cinco cecas produciendo monedas. Es, con mucha diferencia, el país de la Unión Europea que más casas de la moneda tiene, y el que más monedas de euro acuña.

Cada una de las cinco cecas de Alemania tiene asignada una letra, que funciona de marca identificativa de dónde se fabricó la moneda en que aparece. Son:

  • A: Berlín
  • D: Múnich
  • F: Stuttgart
  • G: Karlsruhe
  • J: Hamburgo

Las cecas de Stuttgart y Karlsruhe pertenecen a la misma empresa, la Staatliche Münze Baden-Württemberg (Ceca Estatal de Baden-Württemberg), mientras que las de Berlín, Múnich y Hamburgo son empresas independientes.

Como probablemente te hayas dado cuenta, parece usarse un cierto orden alfabético, pero que no está completo ni es secuencial. Y puede que estés pensando… ¿por qué tanto lío? ¿Por qué no usar la inicial de la ciudad, y ponerles B, M, S, K y H?

De cómo cada ceca de Alemania obtuvo su letra

Pues, como casi todo en numismática, para entender el porqué de que usen ese orden alfabético no secuencial, tenemos que remontarnos a unos cuantos siglos atrás.

Vayámonos a la Prusia del año 1749.

El inicio del sistema: Berlín se gana su A

En 1749, Prusia tiene siete cecas: Berlín, Breslau, Cleves, Aurich, Königsberg, Magdeburgo y Stettin.

Estaban en manos privadas, acuñando moneda para el estado a través de contratos. Como te puedes imaginar, tener toda la producción monetaria de tu país en manos privadas no es nada aconsejable.

Prusia - Alemania - Federico de Oro 1749
Federico de Oro, acuñado en Berlín, Prusia, en 1749. Ni rastro de marca de ceca (Foto: KünkerSubasta 250, Lote 2602).

Así que, en 1750 y en 1764, y aconsejado por el director de ceca Johann Philipp Graumann, el Rey Federico II el Grande implementa dos grandes reformas en la producción de monedas prusianas.

Lo que hacen estas reformas, es, básicamente, nacionalizar las cecas. Dejan de estar en manos privadas, y pasan a ser propiedad del estado prusiano. Y para que quede claro, se cambian las marcas de ceca, que pasan de ser la marca privada del director de ceca que esté mandando en ese momento, a ser una letra en orden alfabético, que no cambiaría aunque cambiaran los mandamases.

La secuencia elegida para la asignación de letras fue el orden de nacionalización de la ceca.

  • A: Berlín
  • B: Breslau (hoy Wroclaw, en Polonia)
  • C: Cléveris
  • D: Aurich
  • E: Königsberg (hoy Kaliningrado, en Rusia)
  • F: Magdeburgo
  • G: Stettin (hoy Szczecin, en Polonia)
Prusia - Alemania - Medio Federico de Oro o 1 Mariengros 1756 - Aurich D
1 Mariengros Prusiano (también llamado Medio Federico de Oro) acuñado en Aurich en 1756. La Marca «D» está debajo del año (Foto: SinconaSubasta 46, Lote 125).

Con el tiempo, algunas de estas cecas cerraron, quedando su letra vacante. Por ejemplo, en 1818, se abrió una ceca en Düsseldorf, que heredó, no tan por casualidad, la D de Aurich, que había echado la persiana en 1763. Y otras, pues la fue conquistando, como Hannover, que llevaría la «B».

De ceca prusiana a ceca alemana

El 18 de enero de 1871, tras su victoria en la Guerra Franco-Prusiana, el Rey Guillermo I decide pasarle la mano por la cara a los franceses y proclamar la creación del Imperio Alemán en la Galería de los Espejos del Palacio de Versalles.

La Proclamación del Imperio Alemán, de Anton Von Werner
«La Proclamación del Imperio Alemán», de Anton Von Werner. Los franceses se vengarían haciendo muy a propósito que los alemanes firmaran la disolución de su imperio en 1919 en esa misma Galería de los Espejos de Versalles (Foto: Commons/Museo Bismarck).

Ese mismo 18 de enero, por los territorios que componían el nuevo Imperio Alemán circulaban cuatro monedas diferentes, que resultaron de varios tratados entre la miriada de obispados, ducados, reinos y ciudades hanseáticas que formaban el Zollverein, la unión aduanera de estados alemanes que se implementó en 1834:

  • El Vereinsthaler, usado en el norte de Alemania, Prusia incluida.
  • El Florín del Sur de Alemania.
  • El Táler de Bremen.
  • El Marco de Hamburgo.
Sajonia - Alemania - Vereinsthaler 1870
Verenisthaler de 1870 emitido por el Reino de Sajonia (Foto: MDC MonacoSubasta 10, Lote 148).

Aunque no eran intercambiables directamente, esos tratados firmados desde 1834 habían establecido unas equivalencias de pesos, finuras y medidas, que, con el advenimiento del Imperio, permitieron transicionar el sistema monetario rápidamente hacia una unificación completa.

Y el 4 diciembre de 1871, eso es precisamente lo que sucede: nace el marco alemán.

Guillermo I da la orden de acuñar una monedas de oro de 10 y 20 marcos que servirán de base a establecer un sistema monetario completo basada en ellas. Y con ella, hace dos cosas: abandona el patrón plata para adoptar el patrón oro, e implementa, por primera vez en Alemania, la decimalización de la moneda, con 1 marco equivaliendo 100 pfennig. Su circulación comenzaría en 1872.

Baden - Alemania - 10 Marcos 1872
20 marcos alemanes de 1872 emitidos por el Gran Ducado de Baden, con la letra G de Karsruhe debajo del busto. El marco alemán de 1871 funcionaba igualito que el euro, había una cara común para todos los estados alemanes (la del águila), y una cara «nacional», en la que cada estado ponía lo que quería. Baden eligió el busto de su Gran Duque Federico (Foto: RauchSubasta 116, Lote 338).

En 1873 se da el siguiente paso: se establece el cono monetario del marco imperial alemán, y se pone una fecha límite para la desaparición del resto de monedas (salvo el vereinsthaler, que queda para comercio internacional): el 1 de enero de 1876.

¿Quién va a acuñar todas esas monedas?

Uno de los grandes debates sobre la moneda del nuevo imperio fue quién exactamente iba a acuñar todas las monedas que se necesitaban para la transición: si el Imperio Alemán o cada uno de los estados que conformaban. Y es que, tradicionalmente, la acuñación de moneda había sido uno de los grandes derechos de los estados que conformaban el Sacro Imperio Romano.

Así que, tras mucha charla, negociación, y polémica, finalmente se decidió que serían los propios estados los que acuñarían las monedas, bajo pautas dadas por el aparato burocrático del Imperio.

Prusia - Alemania - 10 Marcos 1872
20 marcos alemanes de 1872 emitidos por el Reino de Prusia, con la letra C de Frankfurt debajo del busto (Foto: RauchSubasta 116, Lote 369).

¿Y qué estados acuñarían, en concreto? Pues todos aquellos que quisieran, voluntariamente. Siete estados quisieron: Prusia, Baviera, Sajonia, Württemberg, Baden, Hesse, y Hamburgo. Y la decisión de que cada uno acuñara si quería fue acompañada de la adopción de las marcas de ceca estilo prusiano, con una sola letra.

Ese orden no es aleatorio, por cierto. Es el orden en el que aparecen en el Artículo VI de la Constitución Alemana de 1871, elaborada de mayor a menor según el número de votos que tenían por aquel entonces en el Bundesrat, la cámara alta alemana.

El resto de letras de las cecas de Alemania

Será precisamente ese orden constitucional el que marcará qué ceca alemana lleva qué letra. Dado que Prusia y sus provincias aparecían de primeras en la lista de la Constitución, sus cecas llevarían las primeras letras. Baviera era la segunda, así que llevaría las siguientes letras. Sajonia era la tercera, así que llevaría las de después de Baviera. Y así sucesivamente.

Esta es la lista de cecas alemanas a la que se llegó en 1871, el estado al que pertenecían, y el orden de ese estado en la Constitución de 1871:

  • A – Berlín (Reino de Prusia, 1ª)
  • B – Hannover (Provincia de Hannover en Prusia, 2ª)
  • C – Frankfurt (Provincia de Frankfurt en Prusia, 3º)
  • D – Múnich (Reino de Baviera, 7º)
  • E – Dresde hasta 1887, luego Muldenhütten (Reino de Sajonia, 8º)
  • F – Stuttgart (Reino de Württemberg, 9º)
  • G – Karlsruhe (Gran Ducado de Baden, 10º)
  • H – Darmstadt (Gran Ducado de Hesse, 11º)
  • J – Hamburgo (Ciudad Hanseática de Hamburgo, 30ª y última)
Hamburgo - Alemania - 5 Marcos 1914
5 Marcos de Hamburgo de 1914. La J de Hamburgo está debajo del escudo de armas de la ciudad (Foto: The Coin CabinetSubasta 10, Lote 321).

La I no se usaba porque era fácil confundirla con la J, y hubo planes para usar la K como marca de Estrasburgo tras la anexión de Alsacia-Lorena, pero no se materializaron.

Algunas cecas cerraron con el paso de los años, y su letra fue retirada, pero el sistema permanece hasta nuestros días. De hecho, es que hasta con la partición del país en las Alemanias del Oeste y del Este durante la Guerra Fría, el sistema de letras se mantuvo en ambos lados (Berlín y Muldenhütten en el lado comunista, el resto en el lado capitalista).

Alemania Oriental - 10 Pfennig 1950 - Muldehütten E
10 Pfennig de 1950 de la Alemania Comunista, con la «E» de Muldehütten debajo de la denominación (Foto: Katz Auction – Subasta 72, Lote 1748).

Así que ya sabes, que en la moneda de 2 euros conmemorativa alemana de 2021 aparezca una G es culpa de una ley con 150 años de antigüedad.

Pero ojo, hay dos excepciones históricas a esa lista.

La excepciones: Tabora y Viena

La primera excepción es la ceca de emergencia en la colonia africana de Alemania en Tabora de 1916 y sus chulísimas rupias. No tenían una letra asignada, y dado lo rudimentario del proceso y lo poco que duró, no hubo tiempo a asignarla. Así que usaron la «T» de Tabora.

(Por cierto, puedes leer la historia completa en nuestro artículo sobre las 15 Rupias de Tabora de 1916).

África Oriental Alemana - 15 Rupias 1916 - Tabora
Las 15 Rupias de Tabora de 1916, con la marca de ceca «T» debajo del año (Foto: Morton & EdenSubasta 118, Lote 1131).

La otra excepción tuvo lugar en la Alemania Nazi.

Para 1878, la ceca de Hannover, que llevaba la letra B, ya había cerrado. Y cuando Hitler se anexionó Austria en 1938, se asignó esa letra B a la ceca de Viena. Cuando el país fue liberado en 1944, Viena abandonó la B.

Lista completa de marcas de cecas de Alemania

Para terminar en buena nota, te dejo por aquí una lista completa de las letras de las cecas de Alemania, incluyendo todos los periodos. Es una imagen, así que puedes guardarla para tu uso personal y compartirla (dandome crédito, por favor!) si quieres.

Marcas de Cecas de Alemania - Esquema

Y nada, ya ves, aunque hoy nos sepamos la secuencia A, D, F, G y J de memoria, sí hubo cecas en Alemania con la C, con la E, y hasta con la T. Menos mal que no han llegado a nuestras días, porque si ya cuesta coleccionar euros con cinco cecas, imagínate con diez.

PD1: ColeMone tiene un foro en el que puedes charlar con otros coleccionistas y preguntar dudas. ¡El registro es gratis!

PD2: ColeMone está en redes sociales. Síguenos en:

  • INSTAGRAM, en donde subo fotos de monedas chulas
  • MIS CANALES EN WHATSAPP Y EN TELEGRAM, donde aviso de noticias numismáticas
  • FACEBOOK, en donde charlo con otros coleccionistas
  • TWITTER, en donde escribo ideas rápidas sobre monedas

ÚNETE A NUESTRA LISTA DE CORREO

Te avisamos de los artículos más recientes de ColeMone, y de nuestras nuevas descargas gratis. Te prometemos que no somos pesados: tú eliges cada cuánto quieres recibir correos. Y puedes darte de baja cuando quieras.

12 COMENTARIOS

  1. Fabuloso estudio. Gracias Francisco
    Una curiosidad: En su día, se publicó en el Blog numismático una colaboración mía
    «25 CENTIMOS 1937 ACUÑADO EN COSPEL DE MONEDA NAZI» donde demostraba que esta moneda de 25 CENTIMOS DE 1937 tiene IDÉNTICAS CARACTERÍTICAS de aleación, peso y diámetro que las monedas 1 REICHSMARK 1939 B (las dos acuñadas en Viene) Las dos monedas son de níquel, pesan 4,85grs y tienen un diámetro de 23mm
    Feliz regreso y feliz curso
    Un fuerte abrazo.- Juan Bautista Bajo Miguélez

  2. Excelente articulo Francisco. Siempre me preguntaba porque no existían monedas con letras B,C,E, etc.
    Ahora con tu explicación he adquirido más conocimiento sobre las monedas alemanas.
    Muchas gracias desde Portugal

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, escribe tu comentario!
Por favor, escribe aquí tu nombre

Más Artículos