100 pesetas 1983: Este es su valor y precio

-

-

Una de las monedas españolas modernas con las que parece haber más confusión son las 100 pesetas de 1983, y por qué su valor o su precio varían tanto de cuando están si circular a cuando están circuladas. Y ya de paso, vamos a desmentir alguna leyenda urbana que hay alrededor de ellas.

100 Pesetas 1983
100 Pesetas de 1983. (Foto: Ibercoin. Subasta 17.1, Lote 3026)

Así que hoy vamos a ver exactamente cuál es el valor y el precio de las 100 pesetas de 1983 y por qué esa disparidad.

¿Cuánto valen las 100 pesetas de 1983?

El valor de una moneda de 100 pesetas de 1983 es de 7 u 8 euros siempre que esté en calidad Sin Circular, es decir, nuevecita, brillante, sin manchas, sin desgaste en los elementos del diseño, y sin grandes rayazos. En caso de que la moneda esté usada, no tiene valor numismático, únicamente sentimental.

Y por si acaso te lo preguntas, ya no se puede cambiar en el Banco de España por su valor facial en euros. El plazo acabó en junio de 2021.

Sin embargo, las monedas de 100 pesetas doradas de la epoca de Juan Carlos I tienen una particularidad: se suelen coleccionar por parejas.

100 pesetas 1983 lis arriba y abajo
Pareja de monedas de 100 Pesetas de 1983 (Foto: Tauler y Fau, Subasta 57, Lote 2018).

Estas monedas tienen el canto lleno de flores de lis, símbolo de la Dinastía Borbón, y a veces las lises miran para arriba, y otras, para abajo. Lo que se colecciona es una moneda de cada, y la pareja en calidad Sin Circular vale alrededor de 20 euros.

¿Cómo sé si mis 100 pesetas son «Lis arriba» o «Lis abajo»?

La moneda de 100 pesetas de 1983 tuvo una tirada de 182.000.000 piezas, y se estima que la mitad son «Lis Arriba» y la otra mitad, «Lis Abajo». Es decir, unos 91.000.000 de cada variante.

100 Pesetas 1983 Lis Arriba y Abajo
100 Pesetas de 1983: Variantes Lis Abajo y Lis Arriba (Foto propia).

En las monedas doradas de 100 pesetas, esta variante se produjo por la peculiaridad del proceso de acuñación.

Cuando vas a fabricar una moneda, lo primero que acuñas sobre el disco en blanco (llamado «cospel«) es el canto. Una vez puesto, las piezas se llevan a una tolva, y, desde la tolva, van cayendo de manera aleatoria sobre la cinta transportadora que las llevará a que se les cuñe el reverso y el anverso.

Y, de igual manera que en un juego de cara o cruz tienes un 50% de posibilidades de que caiga de uno de los lados, también existe un 50% de posibilidades de que la moneda caiga sobre la cinta con las lises hacia arriba o hacia abajo. Por eso estimamos que la mitad de la tirada son «Lis arriba», y la otra mitad, «Lis abajo».

¿Y por qué hay tanta disparidad de valor entre las 100 pesetas de 1983 sin circular y las circuladas?

Generalmente, siempre va a haber cierta disparidad de precios entre una moneda nueva y una usada, pero en en el caso de las 100 pesetas de 1983, la diferencia se ve acentuada porque se pusieron en circulación en unas circunstancias especiales, que causaron que no hubiera habido un número de monedas sin circular tan elevado como en otros años.

¿Y cuáles fueron esas circunstancias especiales? Veámoslas:

No fue culpa de una huelga

Si le preguntas a muchos coleccionistas, te dirán que la causa fue que ese año no hubo rollos de monedas. Según ellos, el motivo de esto fue una huelga en la FNMT, que llevó a que estas monedas tuvieran que ser acuñadas en Alemania y traídas en bolsas que se enviaron a circulación casi inmediatamente

Y esto es solo una verdad a medias: es una de las típicas leyendas urbanas que tanto abundan en la numismática española y que muy poca gente se ha molestado en comprobar.

Sí es cierto que el final de la década de los 70 y la primera mitad de los 80 fue una época sindicalmente difícil en la institución, pero una búsqueda rápida en las hemerotecas y en algún artículo especializado ya nos dice que en 1982 y en 1983 no hubo ninguna huelga en la FNMT.

Huelga FNMT

Los paros en la FNMT fueron en 1977, en 1979, y en 1985, más un pequeño paro el 23 de febrero de 1981 en protesta por el Golpe de Estado de Tejero. Pero, justo en los años clave en los que se podría haber acuñado las 100 pesetas de 1983, no hubo ninguno.

¿Y cuál es el motivo real?

Pues para llegar a la verdad de los hechos hay tres cosas que tenemos que comprobar:

  1. ¿Se acuñaron en el extranjero?
  2. Si sabemos que no fue por una huelga, ¿cuál fue la razón de que se diera la orden de fabricarlas en el extranjero?
  3. ¿Es verdad que se trajeron en bolsas y no hubo cartuchos?

Vamos una por una:

1- ¿De verdad se acuñaron en el extranjero?

No he encontrado nada en hemerotecas que apoyen esto, y hasta que no pueda visitar los archivos de la FNMT (si es que me dejan algún día), probablemente no pueda dar una respuesta definitiva a esta pregunta, peeero…

Mi hipótesis es que sí.

Y si examinamos las circunstancias en las que se encontraba la Casa de la Moneda ese año, tendría todo el sentido del mundo.

2- ¿Por qué acuñar en el extranjero?

Entre 1982 y 1983, España estaba transicionando hacia un nuevo cono monetario, con nuevos billetes y monedas.

Sin embargo, las instalaciones de la FNMT se estaban quedando insuficientes para el volumen de producción que requería un país de la población de España.

En este vídeo se puede ver como eran esas instalaciones en los primeros años de Juan Carlos I:

De hecho, ya en 1978, la FNMT tuvo que externalizar la producción de monedas de 1 peseta a Chile, que acuñó 42 millones de piezas. En su momento, el País informó de que el motivo era «la escasez existente en España en los últimos meses, y la incapacidad física de la Casa de la Moneda de Madrid para fabricar las monedas necesarias.»

O, en otras palabras y como te decía, las instalaciones no eran suficientes. La situación llegó a tal punto que la FNMT llegó a contactar en 1982 con el alcalde de Sanlúcar la Mayor para la construcción de una fábrica en ese municipio sevillano. El proyecto no llegó a salir adelante, pero da una idea de la necesidad que tenía la Fábrica de Moneda de ampliar sus instalaciones.

1 Peseta 1975 78 Chile
1 Peseta 1975 *19-78 acuñada en Chile. Se distingue porque la tilde de la Ñ de España es un punto y no una línea (Foto: Soler y Llach. Subasta 1100, Lote 3365).

Ese año, según la sabiduría numismática popular, también hubo que externalizar la acuñación de monedas de 1 peseta a Reino Unido, y de 5 pesetas a Alemania y Canadá.

Con esto en mente, si lees la orden del BOE en la que se da la orden de emitir la nueva la moneda de 100 pesetas dorada el 15 de septiembre de 1982, quizá tu perspectiva cambie. En su artículo segundo, dice que:

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, a medida que lo permita su capacidad de fabricación y acuñación, procederá a entregar al Banco de España las monedas reseñadas en el número anterior, para que el Banco pueda aportar las medidas necesarias para iniciar la puesta en circulación cuando lo permita su nivel de aprovisionamiento.

BOE: Orden de 15 de julio de 1982, Ministerio de Hacienda, Artículo 2.

Ese nivel de aprovisionaniento suficiente para la puesta en circulación no se alcanzó hasta el 10 de noviembre de 1982, fecha real de la puesta en circulación de la moneda de 100 pesetas.

Dos meses de retraso.

Y se tardó un año en poner los 100 primeros millones de monedas en circulación, de una tirada total de monedas de 100 pesetas de 1982 de 117.600.000.

Así que, teniendo en cuenta la demora que la FNMT llevaba en la acuñación, y la falta de capacidad de sus instalaciones para recuperar el terreno perdido contra el calendario, parece lógico que se haya contactado con el extranjero para externalizar la producción de las monedas de 100 pesetas de 1983.

Sin embargo, y aunque las acuñaciones en el extranjero de 1978 parecen estar bien documentadas, la de la moneda de 100 pesetas de 1983 parecen apenas estarlo. Y aún menos que hayan sido en Alemania.

2- ¿Es verdad que se trajeron en bolsas y no hubo rollos?

Todo parece indicar que efectivamente, las monedas de 100 pesetas de 1983 se llevaron desde la ceca donde se hayan acuñado a la FNMT en bolsas de plástico, y dada la escasez de circulante, el retraso en la emisión, y el éxito inmediato que las monedas de 100 pesetas tuvieron entre la población, se llevaron inmediatamente al Banco de España, que es el responsable de poner las monedas en circulación.

Para comprobarlo, llevo buscando durante bastante tiempo una foto de un rollo oficial de la FNMT de 100 pesetas de 1983, y nunca he visto ninguno.

Sí parecen existir unos cartuchos hechos por el Banco de España, pero nunca he visto ninguno en ningún sitio que no sea todocolección. Para confirmar que son reales como me gustaría, tendría que abrir uno personalmente.

De todas maneras, su existencia sería consistente con el hecho de que fueran de la FNMT en bolsas al Banco de España, y que haya sido este las que haya encartuchado unas cuantas.

Y con eso, los tres puntos que nos planteabamos al principio quedan más o menos probados.

Resumiendo, la diferencia de valor entre que las moneda de 100 pesetas de 1983 sin circular y circulada se debe a que los comerciantes numismáticos pudieron conseguir muchas menos de las habituales, ya que su producción y puesta en circulación fue bastante sui géneris.

PD: ColeMone está en redes sociales. Síguenos en:

  • INSTAGRAM, en donde subo fotos de monedas chulas
  • TWITTER, en donde cada día hablo de una moneda y un billete
  • MI MINIBLOG EN TELEGRAM, donde te aviso de las últimas noticias numismáticas
  • FACEBOOK, en donde voy compartiendo cosas interesantes que veo por Internet

ENTÉRATE DE TODO

SUSCRÍBETE A NUESTRA LISTA DE CORREO PARA SABER LO TODO LO QUE PASA EN COLEMONE

4 COMENTARIOS

  1. Buenos días Francisco
    Como siempre, exhaustivo…
    Dices que llevas tiempo buscando un cartucho de la FNMT de 100 ptas. 1983… Si quieres te paso una numismática donde lo ofrecen por 600€
    Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí