El otro día vi un video de Engadget en el que Steve Wozniak contaba una historia que le pasó hace unos años en Las Vegas, y que tiene que ver con el billete de 2 dólares. Para quien no conozca a Steve Wozniak, alias «Woz», sólo basta decir dos cosas: fue el cofundador de Apple junto a Steve Jobs, y es un tío al que le gustan mucho las bromas elaboradas que se basan en confundir a la gente.

Pero para entender por qué la broma de Steve Wozniak funciona y es graciosa, primero hay que entender la complicadísima relación que los estadounidenses tienen con el billete de 2 dólares. Así que primero hablaré un poco de ésto, y luego te cuento cuál es la broma.

El billete de 2 dólares

Anverso del billete de 2 dólares
Anverso del billete de 2 dólares, serie 2003A

El de 2 dólares es, con diferencia, el billete que tiene menos circulación de toda la serie de Estados Unidos. Para que te hagas una idea, aquí está la producción total de billetes entre los años 2015 y 2019. Compara los números de los billetes de 1 dólar y de los de 2:

Año Fiscal 2015Año Fiscal 2016Año Fiscal 2017Año Fiscal 2018Año Fiscal 2019
1 dólar2.451.200.0002.425.600.0002.425.600.0002.163.200.0002.137.600.000
2 dólares32.000.000179.200.00000160.000.000
5 dólares755.200.000819.200.000915.200.000825.600.000736.000.000
10 dólares627.000.000480.000.000262.400.000569.600.000339.200.000
20 dólares1.868.800.0001.939.200.0001.715.200.0001.862.400.0001.356.800.000
50 dólares220.800.000224.000.000268.800.000364.800.000224.000.000
100 dólares1.078.400.0001.516.800.0001.516.800.0001.753.600.0001.484.800.000

Además, el billete de 2 dólares tiene una reputación espantosa. A mediados de los años 50 del siglo pasado, era el principal billete usado en las carreras de caballos, en los clubes de striptease, y, dice la leyenda, que también en el soborno a políticos y otros funcionarios del estado. Por tanto, la población lo rechazaba consistentemente, Así que se dejó de producir en 1966, retomándose la fabricación en 1976, coincidiendo con el bicentenario de la independencia de Estados Unidos.

Reverso de un billete de 2 dólares
Reverso del billete de 2 dólares, serie 2003A

El resultado es que, generalmente, los americanos ven al billete de dos dolares bajo tres luces muy diferentes. Pueden pensar que es un billete de la suerte, dada su escasez, así que lo guardan como recuerdo.. También puede ser que sepan que se fabricó en 1976 pero no sepan que se siguió fabricando después, y crean que es un billete conmemorativo especial, así que lo guardan por ser coleccionable. El resultado es que si ya son escasos, los poquísimos que se emiten desaparecen de circulacion muy rápido. La tercera opción es que piensen que es falso porque Estados Unidos no lo produce.

La broma de Woz

Una de las muchas bromas que Steve Wozniak ejecuta cuando ve la oportunidad tiene que ver, precisamente, con el billete de 2 dólares. Se basa en jugar con el desconocimiento que tienen los americanos respecto a su propio dinero, pero llevándolo al infinito.

Él mismo describe su broma en este video, pero está en inglés, así que abajo te doy una explicación de cómo funciona exactamente.

Básicamente, lo que hace Woz es ir a la US Mint, y allí compra unas cuantas planchas de billetes de 2 dólares, cortadas en secciones de cuatro billetes. Hasta ahí es normal, cualquiera puede solicitar que le manden unas cuantas.

Pero la gracia está en que, después, lleva esas secciones a un amigo suyo que tiene un negocio de impresión, y pide que se las encuadernen en formato libreta con la parte superior encolada como si fuera un post-it, de manera que sean fáciles de arrancar. Y además, pide que hagan perforaciones entre billete y billete, para poder separarlos individualmente con la mano.

Steve Wozniak y el billete de 2 dólares
Captura de pantalla del video de Engadget, en el que Woz muestra la libreta.

¿Y qué hace con esa libreta? Pues, cuando la ocasión es propicia, la saca, corta unos billetes, y los usa para dar propinas, con el objetivo de que la gente dude de si es real o no.

En su blog, el propio Woz explicaba hace unos años un ejemplo. Cuenta que hace unos años fue a Las Vegas con su familia, y le dió una propina a una camarera con unos billetes sacados de esta libreta. Todos se rieron, la camarera se alegró, y parecía que ahí quedaba la cosa.

Pero, como seguro que sabes si has visto alguna peli de robos en casinos de Las Vegas, la seguridad allí no se anda con chiquitas. Así que el problema vino unos minutos después, cuando el Jefe de Seguridad del casino se acercó a él con los billetes que le había dado a la camarera en mano. El Jefe le preguntó que de dónde había sacado los billetes, y Woz, viendo la oportunidad de convertir una broma pasable en épica, contestó que un señor que revendia entradas para el baloncesto se los había dado en el cambio. Y, para sembrar aún más duda sobre su autenticidad, añadió que él creía que los billetes eran verdaderos. Ya sabes: excusatio non petita, accusatio manifesta.

Al de seguridad, la explicación no debió de convencerle mucho. Empezó a manosear el billete, centrándose especialmente en las perforaciones, y dijo que no se fabricaban así. Wozniak, buscando provocar al de seguridad, se puso a la defensiva y contestó «Ah, ¿no?» Y añadíó, que los números de serie deberían de ser secuenciales, sabiendo perfectamente que no lo eran, porque cuando compras un billete en plancha, el principio y el final del número de serie no cambia, sólo cambia el dígito del medio. El de seguridad no dijo nada más y se marchó.

Una vez más, Woz pensó que la broma había tenido éxito y que ahí iba a quedar la cosa. Una vez más, se equivocó.

Un rato más tarde, apareció en escena un agente del Servicio Secreto. Como vimos en el artículo sobre el Double Eagle de 1933, además de proteger al Presidente de Estados Unidos, el Servicio Secreto tiene como misión investigar cualquier irregularidad que pueda haber en el dinero en efectivo del país.

Servicio Secreto
Un agente del Servicio Secreto analizando documentos falsificados.

Lo que viene después no sé si creermelo o no, la verdad. Te lo cuento y tu juzgas su veracidad. Dice Woz, que le pidieron una identificación. Y que llevaba encima el carnet de conducir, pero también un carnet falso imitando a la identificación del «Department of Defence» americano (Ministerio de Defensa), pero que decía «Department of Defiance» (Departamento de Desobendiencia) y en el que en la foto Woz salía con un parche en el ojo. Y decidió darles el falso.

Pero el Servicio Secreto no se anda con tonterías: lo pusieron bajo custodia policial y lo interrogaron durante 40 minutos. Le preguntaron de todo: desde sus cuentas bancarias hasta el colegio donde estudió primaria. Y ahí ya no le quedó otra que decir la verdad. El Servicio Secreto comprobó la información y, al final, le acabaron dejándole marcharse.

Que conste que Woz no aprendió de la experiencia. El video de Engadget es unos años posterior a la historia que cuenta en su blog, y ya lo ves, tan contento con su libreta de billetes. Ojalá yo también tuviera tanto dinero como para permitirme hacer ese tipo de cosas.

Foto de Portada: ColeMone en base a Commons/Gage Skidmore
Agente del Servicio Secreto: Commons/US Secret Service

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here