¿Los sorteos de monedas en Facebook? Los de este tipo son ilegales (probablemente)

-

-

Últimamente, y cada vez más, están empezando a proliferar grupos de sorteos de monedas en Facebook. Pero hay que tener mucho cuidado con ellos: una gran mayoría son probablemente ilegales, y te puedes meter en un buen lío. Y veremos también por qué son una mala idea para el que participa en ellos.

Vaya por delante que no soy abogado ni he estudiado derecho y por tanto puede que me equivoque. Y que esto no es consejo legal: si lo necesitas, busca un asesor que sepa al 100% lo que hace. Lo que sí es, es mi interpretación de una ley así como de unas normas que establece la Dirección General de Ordenación del Juego y que parecen bastante claras.

Por último, decir que lo que cuento en el artículo de hoy solo se aplica en España. No tengo ni idea de cómo está la legislación en otros países.

Vamos a ello.

¿Cómo funcionan los sorteos de monedas en Facebook?

El funcionamiento de los sorteos de monedas en Facebook es bastante sencillo. Te lo explico con un ejemplo ficticio.

1 – Se consigue una moneda de un valor relativamente alto, pongamos 300 euros.

Ejemplo: Compro estos 8 reales columnarios de México de 1771 por 300 euros.

2 – Se dividen en bloques los números del 0 al 10, o del 0 al 100. Estos bloques normalmente son de 1, 5 o 10 números.

Ejemplo: Hago 10 bloques, del 0 al 100, con diez números por bloque:

  • Bloque 1: 1, 12, 23, 34, 45, 56, 67, 78, 80, 91
  • Bloque 2: 2, 13, 24, 35, 46, 57, 68, 79, 81, 92
  • Bloque 3: 3, 14, 25, 36, 47, 58, 69, 70, 82, 93
  • Bloque 4: 4, 15, 26, 37, 48, 59, 60, 71, 83, 94
  • Bloque 5: 5, 16, 27, 38, 49, 50, 61, 72, 84, 95
  • Bloque 6: 6, 17, 28, 39, 40, 51, 62, 73, 85, 96
  • Bloque 7: 7, 18, 29, 30, 41, 52, 63, 74, 86, 97
  • Bloque 8: 8, 19, 20, 31, 42, 53, 64, 75, 87, 98
  • Bloque 9: 9, 10, 21, 32, 43, 54, 65, 76, 88, 99
  • Bloque 10: 0, 11, 22, 33, 44, 55, 66, 77, 89, 100

3 – Se anuncia el sorteo en Facebook, y se vende cada bloque a un precio que parece bajo para el que compra, pero cuando se suma el precio de todos los bloques, el total es mayor que el precio original de la moneda.

Ejemplo: La moneda que estoy sorteando me valió 300 euros. Quiero ganarle 200 euros (antes de impuestos, si es que los pago), así que cuando me paguen todos los bloques tendré que haber ingresado 500 euros. Mi sorteo tiene 10 bloques, así que tendré que vender cada bloque a 50 euros.

4 – Una vez que se vende todo y todos los participantes han pagado (generalmente por Bizum), se presta atención al sorteo de la ONCE o de la lotería de esa noche.

Ejemplo: Hoy es 39 de marzo del año 2487, y por fin he vendido todos los bloques. Todo el mundo me ha pagado. En las reglas de mi sorteo puse que el ganador se determinará con los dos últimos números del sorteo del cupón de la ONCE de hoy, y el número ha sido el 34567.

5 – El participante ganador es aquel que haya pagado por bloque que contenga la última o dos últimas cifras número premiado en el sorteo ONCE o en la lotería.

Ejemplo: Los dos últimos números del sorteo del cupón son «67». El «67» está en el Bloque 1, que es el que compró Pipi Calzaslargas. ¡Felicidades a Pipi, que se lleva el columnario!

Y ya he ganado 200 euros. Ahora solo quedar enviar la moneda al ganador.

Los defensores de este tipo de sorteos dicen que es bueno para el vendedor, que consigue más dinero por su moneda, y para el participante, que puede conseguir monedas caras a precio de chollo.

4, 8, 15, 16, 23, 42 (Foto: Pixabay/Alejandro Garay).

Los detractores dicen que estos sorteos se aprovechan de gente con tendencia a la ludopatía, y que a la larga, lo más normal es acabar gastando mucho más dinero de lo que costaría comprar las piezas normalmente (lo cual es completamente cierto, como demostraré matemáticamente abajo).

Y lo que yo digo es que ambas posiciones son irrelevantes: los sorteos de monedas en Facebook son, muy probablemente, ilegales.

Las Rifas y la Ley del Juego

En España, todo lo que tenga que ver con dinero y azar se rige por una ley concreta, la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, más conocida como la «Ley del Juego».

Esa Ley, en su Artículo 3, subapartado d), da una definición de «Rifa»:

Se entiende por rifa aquella modalidad de juego consistente en la adjudicación de uno o varios premios mediante la celebración de un sorteo o selección por azar, entre los adquirientes de billetes, papeletas u otros documentos o soportes de participación, diferenciados entre si, ya sean de carácter material, informático, telemático o interactivo, en una fecha previamente determinada, y siempre que para participar sea preciso realizar una aportación económica. El objeto de la rifa puede ser un bien mueble, inmueble, semoviente o derechos ligados a los mismos, siempre que no sean premios dinerarios.

Veamos si aplica a nuestro sorteo de ejemplo:

  • «Adjudicación de uno o varios premios» – Sí, un premio, que es una moneda.
  • «Mediante la celebración de un sorteo o selección por azar» – Sí, estamos usando el sorteo del cupón de la ONCE.
  • «Entre los adquirientes de billetes, papeletas u otros documentos o soportes de participación, diferenciados entre si» – Sí, comprar un bloque de números es comprar una participación en el sorteo, y cada bloque está completamente diferenciado.
  • «Ya sean de carácter material, informático, telemático o interactivo» – Lo estoy comprando en Facebook, así que es de caracter telemático.
  • «En una fecha previamente determinada» – Sí, cuando convoco el sorteo fijo una fecha determinada, el día en que se vendan las papeletas.
  • «Siempre que para participar sea preciso realizar una aportación económica» – Sí, cada bloque cuesta cierta cantidad de dinero.
  • «El objeto de la rifa puede ser un bien mueble, inmueble, semoviente o derechos ligados a los mismos, siempre que no sean premios dinerarios.» – Sí, estoy sorteando una moneda desmonetizada, por lo que es un bien mueble que no constituye un premio dinerario.

Como puedes ver, mi sorteo, que es como la mayoría de sorteos de monedas en Facebook, cumple al 100% con la definición de rifa. Por tanto, estos sorteos se han de regir por las normas establecidas en la Ley del Juego.

¿Cómo se organiza una rifa legalmente?

Lo primero que tenemos que saber es que, según la Ley del Juego, existen dos tipos de rifa:

  • Tipo 1: Periodica o permanente
  • Tipo 2: Ocasional

¿Cuál es la diferencia? Pues el tiempo que pasa entre rifa y rifa. Si pasa menos de un año, tus rifas son periodicas o permanentes. Si pasa un año o más entre rifa y rifa entonces es ocasional.

Y aquí viene la primera posible ilegalidad:

Tal y como nos dice la Dirección General de Ordenación del Juego:

Así pues, la actividad de rifas periódicas o permanentes tiene la consideración legal de prohibida de acuerdo con los dispuesto en el artículo 5.3 de la referida Ley 13/2011, de 27 de mayo.

Dado que un sorteo de monedas en Facebook es una rifa, ese párrafo dice, en otras palabras, que es ilegal sortear una moneda en Facebook con la venta de participaciones si ha pasado menos de un año desde que celebraste el anterior.

Solo voy a hacer un sorteo una vez al año. ¿Cómo lo hago?

Lo primero, tienes que pedir una autorización a la Dirección General de Ordenación del Juego y pagar 100 euros.

Lo que hay que presentar difiere si eres un particular o una empresa, pero incluye documentos relativos a identificación personal o del representante de la empresa, una declaración de solvencia económica declarando que, puedes permitirte pagar el premio, y una declaración de solvencia técnica explicando cómo se va a realizar el sorteo.

Y es en la declaración de solvencia técnica donde sucede la segunda posible ilegalidad. Tal y como nos dice, una vez más la Dirección General de Ordenamiento del Juego, en las rifas telemáticas, como la nuestra:

Deberá incluirse la denominación completa de la web “.es”, a través de la cual tendrá lugar el desarrollo y la comercialización de los soportes de participación en la rifa.

Es decir, que solo se pueden hacer sorteos de monedas en webs «.es». Y Facebook es una web «.com», por lo que sería ilegal hacerlos allí.

Un sorteo es legal solo si, como mínimo…

  • Lo haces, como mucho, una vez al año
  • Tienes autorización.
  • Pagas 100 euros.
  • Lo haces en tu propia web «.es».

Y además, una vez hayas acabado el sorteo, toca darle su parte al Estado. Como nos dice la Dirección General de Ordenación del Juego:

La realización de rifas ocasionales de ámbito estatal está sujeta al pago del Impuesto sobre actividades de juego […] Este tipo es el 20 % de los ingresos netos que se obtenga por la participación en el juego, definidos como el importe total de las cantidades obtenidas por la comercialización de soportes de participación, así como cualquier otro ingreso que se pueda obtener directamente derivado de la organización o celebración de la rifa, deducidos los premios satisfechos por el organizador a los participantes.

Es decir, un 20% de lo que ganes se va para el Estado, más lo que luego te pida tu Comunidad Autónoma.

Si no haces todo esto, te puede caer una sanción por vía judicial o administrativa.

Pero bueno, digamos que soy coleccionista y he encontrado una web «.es» donde sortean monedas legalmente. ¿Es verdad que es mejor para el coleccionista?

La probabilidad de ganar un sorteo de monedas en Facebook: ¿es realmente bueno para el que participa?

Volvamos al sorteo de los 8 reales columnarios que te ponía de ejemplo arriba.

Hay 10 bloques, así que hay un 10% de posibilidades de ganar, ¿no? Y si gano, gasté 50 euros para adquirir una moneda de 300, ahorrándome 250.

Parece bastante buen trato.

Ganar Sorteo de Monedas en Facebook
Así se debe sentir uno después de ganar un sorteo en Facebook (Foto: ColeMone con base de Unsplash/Fauzan Saari)

Pero quien participa en estos sorteos, es raro que participe una sola vez. Y pensará que cada vez tendrá un 10% de posibilidades, así que tendrá que ganar sí o sí, una vez de cada 10.

Pues no.

Es la famosa falacia del jugador. Según la Economipedia, consiste en pensar que, como ya se registró un suceso en el pasado, existen menores probabilidades de que este hecho se repita en el futuro.

O, en otras palabras, como has perdido 9 veces seguidas, es imposible que pierdas una décima vez. Y no, la probabilidad no te garantiza que vayas a ganar nada: puedes perder 100 veces seguidas y la probabilidad seguiría siendo del 10%.

La esperanza matemática

Para calcular cuál es realmente el retorno monetario real de un sorteo tenemos que usar un concepto matemático llamado «esperanza», que nos da un valor medio de un fenómeno aleatorio.

No voy a entrar en largas explicaciones técnicas, pero sí te voy a decir que en juegos de azar, se usa para calcular cuánto se gana de media en un sorteo determinado cuando lo juegas a largo plazo.

Su fórmula es:

No te preocupes, parece muy complicado pero no es para tanto. Te la explico:

Lo primero que tenemos que saber es la probabilidad de que ganemos o perdamos. En nuestro sorteo de ejemplo, si compramos un bloque de 10 números y hay 10 bloques en total, la probabilidad de ganar es de 10/100, y de perder, de 90/100. O, simplificando, 1/10 y 9/10, respectivamente. Esto, en la fórmula, se representa como «P(xi

Lo segundo que tenemos que saber es qué ganamos y qué perdemos. Si ganamos, ganamos una moneda valorada en 300 euros (+300), si perdemos, perdemos 50 euros (-50). Es la «xi» en la fórmula.

Ahora, apliquemos la fórmula: es cuestión de multiplicar lo que ganamos o perdemos por su probabilidad y de sumar y restar (sumamos cuando ganamos, restamos cuando perdemos).

Es decir, la esperanza, o valor esperado, del sorteo de monedas en Facebook que puse de ejemplo es de -15€.

O, puesto de otra manera, si participaras en el sorteo de ejemplo a menudo, a largo plazo estás perdiendo el 30% del dinero que has pagado por entrar (15€ es el 30% de 50€, el coste de un bloque en el ejemplo).

El valor esperado de una ruleta de casino en Europa, apostando a un solo número, es del -0,0270. El del mi sorteo de ejemplo en Facebook, -15. Te sale más a cuenta ir a jugar a la ruleta (Foto: Pexels/eGamingImagery).

Y, de nuevo, aunque la esperanza matemática cambia dependiendo de cuánto inviertas y de cuántos bloques haya, el sorteo que he puesto es de ejemplo es similar a la mayoría de sorteos de monedas que puedes encontrar por ahí.

Pero imaginemos que ganas un sorteo, y te llevas a casa tu reluciente moneda. ¿Y ahora qué?

Si gano una en un sorteo, ¿qué tengo que hacer?

Pues si la moneda vale 300 euros o más, te toca pagar impuestos.

En teoría, tal y como nos cuentan desde TaxScouts, si ganas algún premio en metálico o especie, la entidad que organiza el sorteo está obligada a retener ese 19% de impuestos e ingresar el dinero a Hacienda de tu parte.

El verdadero ganador de un sorteo de monedas legal.

Y tú, personalmente, tieens que declarar esos 300 euros en la casilla correspondiente de la Declaración de la Renta, que se sumarán a lo que ganas en el año, así que aumentará la base imponible sobre la que se calculará lo que te toca pagarle a Hacienda.

O sea, no solo vas a perder dinero en los sorteos de monedas, sino que, si ganas, potencialmente podrías tener que pagar más impuestos.

Mal negocio.

Pero bueno, una vez más, no soy abogado ni he estudiado derecho, y esto no es consejo legal: si lo necesitas, busca un asesor que sepa al 100% lo que hace. Y lo que hagas tras leer esto va por tu cuenta y riesgo.

PD: ColeMone está en redes sociales. Síguenos en:

  • INSTAGRAM, en donde subo fotos de monedas chulas
  • TWITTER, en donde cada día hablo de una moneda y un billete
  • MI MINIBLOG EN TELEGRAM, donde te aviso de las últimas noticias numismáticas
  • FACEBOOK, en donde comparto los enlaces de cosas que voy publicando

ENTÉRATE DE TODO

SUSCRÍBETE A NUESTRA LISTA DE CORREO PARA SABER LO TODO LO QUE PASA EN COLEMONE

ENTÉRATE DE TODO

SUSCRÍBETE A NUESTRA LISTA DE CORREO PARA SABER LO TODO LO QUE PASA EN COLEMONE

7 COMENTARIOS

  1. Francisco
    El tema de este articulo, muy bueno de por si, va mucho mas alla de la numismatica, creo, ya que podria aplicarse al sorteo de casi cualquier cosa con esta modalidad.
    La simple logica pareceria indicar que no deberian ser posibles, mas alla de las consideraciones legales aplicables en cada pais, pero aun asi suceden, y solo se me ocurre como explicacion la ambicion y el sin sentido tan propio de algunos y la viveza de otros, algo tan viejo como el hombre mismo aunque hoy suene a novedad porque ocurre en facebook.
    Por tanto supongo que nos encontramos frente a algo inevitable por mas leyes en contra que existan o formulas matematicas que te demuestren sin duda que a la larga siempre saldras perdiendo.
    Saludos
    Gustavo Gonzalez

    • Hola Gustavo,

      Pues toda la razón. En España tenemos un dicho: Hecha la ley, hecha la trampa. Y cuando el dinero suena, para mucha gente, la ley se diluye.

      Un saludo.

  2. Y lo que da más vergüenza todavía, es cuando sortean un billete, pongamos de 500 euros, no ya con doblez, sino arrugado y maltratado, por el que al final se embolsan 650 o 700 euros, sin tener el más mínimo interés notafílico.

  3. Como un libro abierto. Además para los que piensan que no les van a pillar nunca, en todas partes hay topos….policía, hacienda, patrimonio (de forma directa), o un colega malo, otro envidioso etc …(de forma indirecta)
    Aquí en concreto tratas sobre la Ley del juego, pero están también las ventas sin declarar, el expolio arqueológico (tema sobre el que se habla mucho pero en el que la ley de PHE del año 85 es muy clara), monedas robadas…las redes sociales son un filón, y si las autoridades no actúan muchas veces es por aguardar a dar un golpe importante, lo tratan igual que a los camellos, si quieres pillar al capo no puedes ir directamente a por los que se dedican al menudeo porque lo espantas.
    He divagado un poco, pero por abundar algo más sobre «lo legal» ya que sacaste el tema

    • Buen comentario, Álvaro! Toda la razón llevas. Es más, no es la primera vez que se detiene a alguien en España a partir de una investigación que comienza porque el detenido subió una moneda a Facebook que no debería de haber subido.

Deja un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí