Cuando estás empezando en numismática y consultando catálogos o guías varias, es muy habitual ver palabras especializadas que pueden ser difícil de comprender. Poco a poco, en este blog, vamos a ir viendo el significado de esas palabras. Hoy toca ver qué es exactamente un piedfort (también llamado piefort), y luego su historia y algunos ejemplos.

Un piedfort o piefort es una versión excepcionalmente gruesa -normalmente el doble- de una moneda. Originalmente se fabricaban como piezas de presentación, pero, hoy en día, están destinadas a coleccionistas.

Historia del piedfort

El piedfort tiene su origen en la Europa medieval. Los primeros aparecieron en Francia en el siglo XII, y pronto se extenderían a Inglaterra, y en menor medida, a otros países de Europa Occidental.

No se sabe a ciencia cierta por qué surgieron, y existen varias teorías que pretenden explicar su aparición. Las tres predominantes son:

1- Eran pruebas de presentación para la aprobación administrativa de la pieza en vista de su fabricación en masa.

2- Dado que la producción de monedas no estaba centralizada en aquellos tiempos, los piedforts se producían para ser enviados a otras cecas con el objetivo de que los grabadores jefe de las cecas supieran como tenía que ser la moneda en cuestión.

3- Eran un método de cuenta que permitía a los oficiales de la ceca saber cuantas monedas se habían producido. Por cada cierto número de monedas fabricadas se fabricaba un piedfort, y para saber cuantas piezas en total se habían acuñado, sólo había que contar los piedforts.

Sin embargo, todas estas teorías tienen en común la idea de que el grosor extra del piedfort servía para poder distinguirlos rápidamente y así evitar su mezcla con las monedas destinadas a circulación.

Hacia la mitad del siglo XIV, sin embargo, los piedforts se comenzaron a usar como regalos a reyes, diplomáticos extranjeros o altos mandatarios. Dado su peculiar método de producción, que por defecto ocasionaba que fueran escasos, los piedforts se convirtieron en piezas de prestigio muy demandadas. Tanto que, ya en 1355, Francia tuvo que crear leyes específicas para establecer a quién se le daban y a quién no, el llamado dret de pied fort.

Piedfort Francia 1573

Piedfort francés a nombre de Charles IX, acuñado en 1573.

En 1588, Inglaterra paró la producción de piedforts, y 150 años más tarde, a mediados del siglo XVIII, Francia haría lo mismo. Parecía que iban a quedar como una curiosidad más en la historia numismática.

Sin embargo, a finales del siglo XIX, la numismática como aficción fue ampliando sus adeptos, que ahora incluían a las clases medias de los países más ricos de Europa. La Monnaie de Paris volvió a ver oportunidad de negocio en los piedforts, y en 1890 volvió a iniciar su producción, esta vez, enfocada al coleccionismo de monedas.

La Royal Mint británica haría lo mismo un siglo más tarde, en 1980, y a mediados de los 90, otros países, como China, comenzarían también su producción.

Ejemplos de piedforts

Piedfort vs moneda normal

Dos versiones en plata de la moneda de 1 libra redonda, emitida en Reino Unido por última vez en 2016. Arriba el piedfort, abajo la versión normal.

Piedfort 1 libra 2017

Nueva moneda de 1 libra emitida por Reino Unido en 2016, en sustitución de la de arriba. A la izquierda el piedfort, a la derecha la versión normal.

Foto de Portada: Commons/Sema
Piedfort 1573: Commons/J. P. Richter
Monedas de 1 libra: The Royal Mint

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí