El 28 de octubre de 2020, Alemania emite una moneda conmemorativa de 2 euros dedicada al 50 Aniversario de la Genuflexión de Varsovia. Esta entrada inaugura una serie que pretende explicar qué eventos y qué personas aparecen inmortalizadas en las monedas, y por qué tienen la importancia suficiente para dedicarle una. Al final de esta entrada, podrás encontrar un pequeño resumen para incorporar a tu ficha de la moneda en tu colección.

1- ¿Qué pasó?

El 7 de diciembre de 1970, el Canciller de Alemania Occidental, Willy Brandt, viajó a Polonia. El motivo oficial de la visita era la firma del Tratado de Varsovia, que daba reconocimiento oficial a la Línea Oder-Neisse, la frontera entre el territorio alemán y Polonia impuesta por los Aliados tras su victoria en la Segunda Guerra Mundial. Con la rúbrica de este tratado, Alemania Occidental renunciaba a las reclamaciones territoriales al este de esa línea. Ese territorio incluía, por ejemplo, gran parte de Prusia o la ciudad de Köninberg (Hoy en día llamada Kaliningrado).

Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia
Detalle del Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia.

La agenda del Canciller para el día incluía una visita al Monumento de los Héroes del Gueto de Varsovia, dedicado a los muertos durante el levantamiento de 1943 en el gueto judío que el régime nazi había establecido como parte de sus planes de limpieza étnica. El plan era, simplemente, que Brandt dejara a los pies del memorial una corona de claveles blancos con un lazo decorado con la bandera alemana. Después, se retiraría en silencio respetuosamente.

Rodeando el monumento, decenas de periodistas y curiosos quieren ser testigos de este momento histórico. La idea del Tratado, y de esta ofrenda floral, era el de intentar descongelar unas relaciones bilaterales que estaban por los suelos. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y siempre teniendo en cuenta el contexto de la Guerra Fría, Polonia tenía una actitud realmente hostil ante Alemania, basada, sobre todo, en el miedo a que el país germánico decidiera recuperar los territorios perdidos en la contienda por vía militar.

Brandt se acercó al monumento con cara solemne y se situó enfrente del mismo. Dos operarios colocaron la corona de flores. Al Canciller no debió de convencerle como el lazo quedó situado, porque se agachó y lo recolocó a su gusto. Volvió a ponerse en pie, miró al monumento…. y se arrodilló. Durante 30 segundos. Inesperadamente para los presentes. Aparementemente, de manera completamente espontánea.

2- ¿Por qué fue importante la Genuflexión de Varsovia?

No son muchos ni muy habituales, pero a veces hay momentos en los que cualquiera que es testigo se da cuenta inmediatamente de la importancia histórica que conlleva. La Genuflexión de Varsovia fue, sin ninguna duda, uno de ellos. El impacto del arrodillamiento de Willy Brandt tuvo tres dimensiones principales: la moral, la simbólica y la política.

En cuanto a la dimensión moral se refiere, la Genuflexión mostró públicamente que la disculpa y contrición de Alemania antes los crímenes cometidos por el régimen nacional-socialista de Hitler era real y pública. Brandt demostraba así el arrepentimiento real de una Alemania que ya había superado un profundo proceso de reflexión sobre el régimen de Hitler, y que quería pasar página y abrirse al mundo como una democracia de derecho moderna y estable.

Relacionado con esto, el simbolismo de que el Canciller de Alemania Occidental se arrodillara delante de un monumento a una parte de víctimas del genocidio alemán, en el país que peor lo pasó durante la guerra, no se le escapó a nadie. El gesto fue perfecto en ese sentido. Si bien, por si sólo, no cambió la percepción que la opinión pública todavía tenía de Alemania, fue el catalizador del proceso que finalmente lavaría la imagen pública del país.

Mapa de Alemania antes de la Reunificación (1945-1990)
Alemania (1945-1990)

Finalmente, desde una óptica política, la Genuflexión fue la expresión simbólica de una de las políticas claves de la Administración de Willy Brandt, la Ostpolitik, que fue el intento para normalizar las relaciones del país con Europa del Este. Este acto espontáneo de contrición le dió una pátina de honestidad a ese «cambio por acercamiento», como la definió su ideólogo Egon Bahr.

Willy Brandt recibió el Nobel de la Paz de 1971 por sus actos. Desde luego, la Genuflexión jugó un papel muy importante en la concesión del premio. En definitiva, la Genuflexión de Varsovia tuvo una importancia muy elevada para Alemania, pero también para Polonia, y, por extensión para la política europea.

Para tu ficha:

La Genuflexión de Varsovia fue el arrodillamiento del Canciller alemán Willy Brandt ante el Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia, Polonia, el 7 de diciembre de 1970. Este gesto simbolizó el arrepentimiento de Alemania ante los crímenes del régimen nazi, y abrió el camino a establecer la percepción de Alemania como una democracia moderna. Además, ayudó a darle credibilidad a la Ostpolitik, la política de acercamiento a Europa del Este que caracterizó al Gobierno de Brandt.

Foto de Portada: Adrian Grycuk, CC BY-SA 3.0 pl, Wikimedia
Foto del Monumento a los Héroes del Gueto de Varsovia: Karl-Heinz Karisch en Pixabay
Foto del Mapa de Alemania: falco from Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí