Maria Montessori: ¿Quién fue y por qué fue importante?

En 2020, Italia emite una moneda conmemorativa de 2 euros dedicada al 150 aniversario del nacimiento de Maria Montessori. Si has sido padre o madre y has investigado un poco sobre en qué colegio meter a tus hijos, seguro que te suena muchísimo su nombre. Pero, ¿quién fue, qué hizo y por qué fue tan importante Maria Montessori?

Como siempre, primero podrás encontrar un pequeño resumen marcado en azul para incorporar a la ficha de la moneda en tu colección, y luego entraré en detalles en la vida y milagros de Montessori.

María Montessori (Chiaraville, Italia, 31/8/1870 – Noordwijk, Holanda, 6/5/1952) fue una doctora, psicóloga, educadora y pedágoga italiana. Además de ser la primera médico italiana, Montessori desarrolló, primero, la filosofía educativa, y después, el método que lleva su nombre y que está basado en el juego estructurado, en la experimentación, y en la libertad e independencia personal como pilares fundamentales para el desarrollo de un niño. Hoy en día, el método Montessori es utilizado por miles de escuelas en todo el mundo.

La vida de Maria Montessori

Vida temprana

¿Quién fue María Montessori?

Esta señora con tanta chulería es Maria Montessori.

María Montessori es, sin lugar a dudas, una de las mujeres más importantes del siglo XX, y una de las más importantes investigadoras en Educación de la Historia. Y, por si fuera poco, tuvo una vida increíblemente interesante.

Montessori nació un 31 de agosto de 1870 en un pequeño pueblo de la provincia de Ancona, Italia, llamado Chiaraville. Su padre era un ex-soldado que trabajaba para el Ministerio de Finanzas de Italia, y su madre era un ama de casa, que sin embargo, estaba relativamente bien educada para la época, siendo hija de un geólogo y paleontólogo. A pesar de conformar una familia católica tradicional, si se reconocía dentro del núcleo familiar cierto derecho de la mujer a ser educada, lo que tuvo una gran infuencia durante el resto de la vida de Maria.

Durante su infancia, dado el trabajo de su padre, tuvo que vivir primero en Florencia y luego en Roma. En la capital italiana fue donde comenzó su educación formal. En la etapa primaria Montessori fue una estudiante del montón, pero, una vez que llegó a la secundaria empezó a destacar, sobre todo en ciencias.


La primera idea de Maria para sus estudios universitarios fue estudiar ingeniería, pero para cuando se graduó a los 20 años, había decidido que iba a estudiar Medicina. Una mujer. En 1890. En Italia. No la dejaron. Así que se matriculó en la Universidad de Roma para estudiar ciencias en general, y en 1893. Cuando demostró que tenía lo que hacía falta, pudo, por fin, matricularse en Medicina. Tras lo que fueron unos estudios duros, que acabaron siendo insoportables por la recepción que tuvo al ser una mujer, en 1896 se convirtió en doctora. Fue la primera de Italia.

Con la universidad acabada, abrió una consulta privada y, a la vez, se puso a trabajar con niños con discapacidades psicológicas y delincuentes juveniles en el hospital universitario. Poco después, fue nombrada directora de la Escuela Ortofrénica, una institución dedicada a entrenar a profesores en la educación de niños con discapacidad psíquica. El co-director de la Escuela era otro médico llamado Giuseppe Montesano. Ambos tendrían un hijo juntos, Mario Montessori. Maria tuvo que elegir entre casarse y convertirse en una buena ama de casa o continuar con su trabajo y sus estudios. Eligió lo segundo. Giuseppe acabó enamorándose de otra. Maria se sintió traicionada y dejó el hospital y la Escuela, y Mario acabó con una familia de acogida hasta su adolescencia.

Aunque ya contaba con cierta fama y prestigio, habiendo sido invitada a hablar en conferencias profesionales y sobre feminismo, Maria se encontraba en una encrucijada en su vida. Así que hizo lo que hace mucha gente en estos casos: se marchó de viaje a Londres y a Paris, y luego volvió a la universidad y empezó filosofía. En aquellos tiempos, la psicología aún no existía como ciencia independiente, sino que estaba incorporada dentro de la disciplina de Platón. Acabó trabajando como profesora universitaria en la Universidad de Roma, en los departamentos de antropología y pedagogía.

La Casa de los Niños

Cuando sonaron las campanadas que dieron comienzo a 1906, Montessori ya estaba muy interesada en aplicar la metodología que había desarrollado en su trabajo con niños con discapacidades a la educación formal de niños sin ellas. Por eso, cuando ese año le ofrecieron supervisar la educación de unos 60 niños en Roma, acabo aceptando. En 1907, la primera Casa dei Bambini (Casa de los Niños) abrió sus puertas en el distrito de San Lorenzo, uno de los peores barrios de la ciudad eterna.

La Casa de los Niños era un sitio sencillo en aspecto, pero puntero en metodología. Montessori no tenía un rol activo en la educación de los niños, no era su profesora. Su interés estaba en la investigación. Se dedicaba a observar cosas como el comportamiento de los niños en el aula bajo su metodología pedagógica o el uso de los materiales educativos que había desarrollado años atrás en la Escuela Ortofrénica. Sustituyó el poquito espacio de la clase tradicional por amplios espacios abiertos, cambió todos esos muebles viejos y pesados por sillas y mesas para niños, puso juguetes educativos, y les dió a los niños libertad e independencia.

El éxito fue inmediato.

Los nuevos materiales para el aprendizaje de habilidades de escritura y lectura, desarrollados a partir de 1907, consiguieron que niños de 5 y 6 años estuvieran leyendo y escribiendo a un nivel mucho mejor de lo que se había podido conseguir con los métodos tradicionales. Con eso, quedaba definitiva y tangiblemente establecida la efectividad del Método Montessori. Ya en ese mismo año se abrió la segunda Casa dei Bambini, y cuando acabó 1908, ya había cinco.

Prestigio internacional

En 1909, Montessori publicó su primer libro, el que probablemente sea la obra más influyente en la historia de la Educación y de la Pedagogía moderna: El Método de la Pedagogía Científica. No hay palabras para describir el impacto que tuvo en la comunidad educativa mundial. Corrió como la pólvora. Fue viral antes de que el concepto se inventara.

Ese libro comenzó el proceso de internacionalización de la metodología. Meses después de su publicación y visto el éxito cosechado en Italia, observadores de muchos rincones del mundo acudían a Roma a ver sus Casas, y algunas escuelas de Suiza ya estaban adaptando el método Montessori.

La primera Escuela Montessori en EEUU

La primera Escuela Montessori en USA, fundada en 1911.


Para 1912, ya había escuelas Montessori en toda Europa y muchas más planeadas por todo el mundo. Sus libros estaban siendo un éxito editorial y científico, traducidos a todas las lenguas importantes y a otras que no lo son tanto. Su método era especialmente popular en Estados Unidos, donde se convirtió en toda una figura pública; en 1913 había más de 100 escuelas Montessori en el país, y en el primer curso internacional de formación de profesores Montessori, 67 de los 83 asistentes eran estadounidenses. Llegó a tal punto que, cuando se celebró una Exposición Universal en conmemoración de la finalización del Canal de Panamá, en San Francisco en 1915, una de las atracciones era una clase Montessori con 21 estudiantes, que los visitantes podían observar a través de paredes de cristal.

Montessori en las Guerras Mundiales

Durante la Primera Guerra Mundial y el Periodo de Entreguerras, Maria Montessori siguió promocionando y extendiendo su sistema educativo por Europa, incluyendo largas estancias en Reino Unido, Holanda, y España. Sin embargo, fue en su país natal, Italia, donde recibió el apoyo más grande para continuar con sus proyectos.

En 1922, y con Mussolini ya en el poder, el Gobierno italiano esponsorizó la organización de cursos de formación en el método Montessori. De hecho, entre 1923 y 1929, los jerifaltes fascistas expresaron publicamente varias veces el apoyo del Estado a este sistema educativo. Incluso llegó a tal punto que la mismísima Montessori se reunió con el Duce en 1924.

Pero un sistema político que veía la educación como un medio para cumplir sus fines militares no era compatible con un sistema pedagógico que veía la educación como el instrumento último para logar la paz. Especialmente desde la serie de charlas que da sobre Paz y Educación, el gobierno fascista empieza a chocar con Montessori, y en 1932, tanto Maria como su hijo Mario, que se había vuelto uno de sus colaboradores más cercanos, son puestos bajo vigilancia policial por razones políticas.

Cuando Mussolini definitivamente totalitariza la educación y ordena que todos los niños de Italia en la organización juvenil fascista (la Balilla), Montessori lo rechaza frontalmente. Todas las escuelas Montessori son cerradas, y Maria se marcha de Italia en 1933. Después de unos años en Barcelona y en Reino Unido, en 1936 se establece en Laren, un pueblo cerca de Ámsterdam.

Establecer una paz duradera es obra de la educación; lo único que puede hacer la política es librarnos de la guerra.

Maria Montessori


Justo antes de que la Alemania Nazi invadiese Holanda en 1939, una Maria Montessori que ya contaba con 69 años fue invitada a visitar el Raj Británico. Su estancia en la India iba a ser relativamente corta, pero con el estallido de la guerra, acabaría durando hasta 1946.

Italia entró en la Guerra en 1940. El gobierno británico mandó internar a los ciudadanos italianos residentes en sus territorios, y los Montessori no fueron menos. Su hijo Mario fue mandado a un campo de internamiento. Sin embargo, dada su avanzada edad y reconociendo la importancia de su método, a Maria se le permitió seguir formando profesores en la Sociedad Teosófica de Madrás, pero bajo estrecha vigilancia. Maria Montessori tenía muchos problemas para hablar en inglés, y sin su hijo ejerciendo de intérprete, se las vió y se las deseó para comunicarse. Con el aislamiento que sentía, empezó a fijarse en el proceso de adquisición del lenguaje en los niños, y a eso dedicó sus últimas investigaciones.

En 1944 el Reino Unido ya le había concecido cierta libertad de movimientos, pudiendo ya viajar a Sri Lanka. No fue hasta 1946, tras el fin de la guerra, cuando Maria y Mario fueron completamente libres para volver a Europa.

Muerte

En 1946 volvió a fijar su residencia en Ámsterdam, pero eso no quiere decir que ella se quedara quieta. A pesar de tener ya 76 años, durante los siguientes tres años se dedicó a viajar por Europa e incluso volvió a la India, extendiendo la práctica de su método y abriendo nuevas escuelas. La alabanza pública no paraba de llegarle: fue nominada al Premio Nobel, fue condecorada la Legión de Honor francesa y la Orden de Orange-Nassau holandesa, fue nombrada representante de Italia en una conferencia de la UNESCO, y recibió doctorados Honoris Causa.

El 6 de mayo de 1952, y con 81 años, Maria Montessori fallece en Noordwijk, Holanda, tras sufrir una hemorragia cerebral. A día de hoy, sigue enterrada allí.

Tumba de Maria Montessori

Tumba de Maria Montessori

Obras de Maria Montessori

A lo largo de su vida, Maria Montessori publicó 14 libros. Estos seis son los más importantes y los que más impacto han tenido (desafortunadamente algunos o no han sido editados en español o la traducción está descatalogada):

María Montessori - Método Pedagogía Científica

El Método de la Pedagogía Científica (1909)

Maria Montessori - Pedagogical Anthropology

Antropología Pedagógica (1913)

Maria Montessori - Manual Personal

El manual personal de la Dra. Montessori (1914)

Maria Montessori - El Niño El Secreto de la Infancia

El niño, el secreto de la infancia (1936)

Maria Montessori - Ideas Generales sobre el Método

Ideas Generales sobre el Método: Manual Práctico (1948)

Maria Montessori - La Mente Absorbente

La Mente Absorbente (1950)

El método Montessori

Caja de Montessori

Caja de Montessori

La aparición del método Montessori fue revolucionaria. La principal innovación de esta filosofía pedagógica estuvo en poner al niño como centro, y a la vez conductor, de su propio aprendizaje.

Montessori tenía la creencia de que un niño, por naturaleza, es curioso y ya tiene la motivación por aprender. Por tanto, si se le deja libre en un entorno bien estructurado, va a desarrollar sus habilidades y conocicimientos de manera independiente de acuerdo con sus propios intereses. Para ello, el juego colaborativo y la oferta de actividades estructuradas correctamente es providencial, así como el cambio de rol del profesor, que debería ser una guía y no un instructor.


Con esas observaciones e ideas en mente, Maria Montessori basó su método en ocho principios básicos:

  • Aulas con edades mezcladas. La distribución ideal es un rango de tres años de diferencia, por ejemplo, de 3 a 6 años.
  • Elección del estudiante de la actividad a realizar, dentro de un abanico de opciones propuestas por el profesor.
  • Bloques de trabajo sin interrupción, idealmente, de tres horas.
  • Aplicación del modelo constructivista, donde no hay instrucción y los estudiantes aprenden a través del trabajo con el material.
  • Elaboración de materiales educativos especializados con materia prima natural, normalmente madera, y que sean llamativos, estéticamente atrayentes, y con un tamaño apropiado.
  • El entorno de trabajo tiene que estar bien pensado y organizado, con los materiales agrupados por área de conocimiento y al fácil alcance del estudiante.
  • Dentro del aula, hay que darle libertad al estudiante, pero siempre dentro de unos límites.
  • El profesor ha de ser una guía para el aprendizaje y facilitar la exploración y la autoeducación del estudiante.

Por supuesto, el método Montessori también ha sido criticado. Se ha dicho de él que demiasada libertad para explorar los intereses del niño puede llevarle a un desarrollo educativo desigual, que no prepara para la universidad y para la vida laboral, que cuando el profesor no tiene la formación adecuada para implementar la libertad del alumno se puede convertir en libertinaje, o que no ayuda a desarrollar las habilidades sociales del niño tanto como debiera. Además, el hecho de que, normalmente, las escuelas que llevan «Montessori» en su nombre sean privadas y con cuotas bastante elevadas, proyecta en el método la percepción de que es para gente adinerada y que mantiene los privilegios de ciertos grupos sociales.

¿Por qué fue Maria Montessori importante?

Realmente, ya con sólo leer la biografía de Maria Montessori queda bastante claro por qué fue tan importante. Con su investigación y tras desarrollar su método, cambió no sólo la metodología pedagógica imperante hasta el momento, sino que también la percepción de lo que la Educación debía ser. Y que lo hiciera en tan sólo 10 años, en un mundo en el que el teléfono como tecnología comercial estaba en pañales y en el que la vía de comunicación más extendida era el telégrafo, dice bastante de hasta qué punto fue una revolución.

Si has nacido en España en democracia, has experimentado partes del método Montessori en tus propias carnes. La ciencia en Pedagogía ha avanzado tremendamente desde el fallecimiento de Maria Montessori, pero la base de sus investigaciones se sigue usando como metodología educativa. Las enseñanzas que nos ha dejado se siguen usando en las escuelas y colegios de todo el mundo, aunque puestas al día y combinadas con elementos de otras aproximaciones a la Educación, como la Waldorf o Reggio-Emilia.

Maria Montessori en la numismática

Moneda Conmemorativa de 2 Euros de Italia 2020 - 150 Años del Nacimiento de Maria Montessori

Además de la moneda conmemorativa de 2 euros que emite Italia en 2020, Maria Montessori ha aparecido, al menos, otras dos veces en monedas y billetes.

La primera aparición fue en la moneda conmemorativa de Italia de 1980, con valor de 200 liras, dedicada al Año Internacional de la Mujer. El retrato de Montessori aparece en el reverso.

La segunda fue en el billete italiano de 1000 liras, producido de 1990 a 1998. En el anverso, una vez más, aparece un retrato de Montessori, mientras que en el reverso se puede ver a una profesora dándole clase a un niño.

1000 Liras Italia 1990-1998

Foto de Portada: Nationaal Archief/Daan Noske
Retrato de Maria Montessori: Commons/Autor Desconocido
Primera Escuela Montessori en USA: Commons/Daniel Case
Portadas de las obras de Montessori: Amazon
Caja de Montessori: Europeana/Kulturarvsstyrelsen
Tumba de Montessori: Commons/M. van der Zeijden
Billete de 1000 Liras: Commons/Flanker

Disclaimer: Coleccionismodemonedas.com es un participante del Programa de Afiliados de Amazon de la UE, un programa publicitario de afiliados diseñado para proporcionar a los sitios web un medio para obtener comisiones por hacer publicidad y enlazar a Amazon.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable El titular del sitio.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hostinger.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.